miércoles, 27 de mayo de 2009

Fin de semana curioso

Otra vez viernes, y esta vez a penas tengo tiempo de pasar por casa para dejar el portafolios, porque he quedado con Matt en su apartamento para cenar y echarnos unas partidas a la xbox. Me llama a eso de las siete, como ya me había avisado, así que tiro para allá. También estaba otro colega de Matt, de Texas, que habla español al estilo mejicano, muy majo. Nos pusimos a jugar hasta eso de las nueve y algo cuando llegó Yuka, y nos pusimos a cenar. Para eso de las once ya volví, cuando ya la cerveza empezaba a hacer estragos en la panda.

Sabado, no llueve, por lo que me voy a correr un rato, lo de siempre, y leugo me voy a ver una peli como siempre, esta vez Angles y demonios, eso sí, en japonés, porque la sesión en inglés pillaba tarde y no tenía demasiadas ganas de esperar. La peli acabó sobr elas siete, por lo que para y media ya estaba en casa. Cuando llegué Daisuke estaba ya preparándose para pirarse, como siempre, que este para en casa lo justo. También esta la compañera, que curiosamente también estaba vestida y preparadita para salir, así que le pregunté si se iba de fiesta o algo, a lo que ella me respondió negativamente. No esperaba mucho más de ese día, por lo que agarré el portátil y me puse en el salón a ver alguna serie chorra de las mías. Al rato, mi compañera sale de la habitación y me propone ir al karaoke. No voy a profundizar más en el tema por motivos varios, simplemente comentar que salimos de casa a las 10 y volvimos a las 6 de la mañana; 8 horas en las que nos dio tiempo de cantar todo el repertorio, desde la Bamba, hasta unas cuantas en inglés y por supuesto algunas en japo, por supuesto, todas convenientemente ultrajadas por mi aterciopelada y carismática voz angelical del aberno.

Al día siguiente, me levanté "algo" tarde, sobre las dos de la tarde. Nadas salir de la habitación y dspués de pegarme una ducha, notando en mi garganta los efectos de 8 horas de berridos ininterrumpidos, mi compañera me dijo si le ponía una peli que le había bajado de internet, y nos pusimos a verla. Ese mismo día a las siete vinó Yuka y el resto de la panda porque se celebraba el cumple de la susodicha. Estuvo bien, fue agradable, hasta eso de las 10 y media que la gente se largo, ya que los currantes mañana madrugaban, y allí a todos nos tocaba pringar.

No hay datos gráficos de ninguno de los eventos, siento comunicaros, otra vez será.

Dicho esto, adios, salud y República.

1 comentario:

harryestonoesserio dijo...

ahhhh tu voz de aberno XDD cuanto la echo de menoss jajajaja