sábado, 24 de mayo de 2008

Esto se acaba gente

Ha pasado un tiempo desde la última vez que conté mis desventuras, pero seguro que me perdonáis si cuento lo ocupado que estuve estas dos últimas semanas, porque el tiempo se acaba y antes de irme tengo que presentar los resultados de la colaboración, es decir, recopilar todo lo que he hecho y hacer una presentación que será el próximo lunes por la mañana. Respecto a los resultados, pues la verdad es que la investigación ha sido concluyente para algunas cosas y menos para otras; creo que para solo tres meses de trabajo, que entre unas cosas y otras acabaron siendo 10 semanas, me puedo volver contento con el trabajo hecho.

Dejemos el tema del trabajo, que aburre. Intentaré resumiros lo que pasó últimamente. Entre lo más interesante, tuve dos partidos más de baloncesto, que perdimos, y esa misma noche mi fiesta de despedida. Fuimos al mismo sitio, con la diferencia que esta vez había una oferta que consistía en pagar 1000 yenes y beber hasta aburirse. Fue divertido, sobre todo porque la gente acabó más que tibia, como el que estaba a mi lado, que después de tres botellas de sake ya hablaba hasta el español, o al menos eso el pensaba para mi desgracia. La despedida fue entrañable, al más puro estilo japonés, dando todos juntos una palmada como señal de despedida y de pronto regreso. Como primicia mundial tengo una foto del equipo, parecemos la selección B de la yakuza.

Ese mismo fin de semana quedé con un amigo de mi profesora de japonés, un chico llamado Eisuke, muy majo, que me presentó a su hermano que trabaja en una tienda en el outlet de Toki, que es junto a Tajimi una de las ciudades más cercanas. Como me vino a buscar en su coche, luego fuimos hasta su casa y conocí a sus padres, muy major también. Fue un encuentro muy agradable. Aquí tenéis unas fotillos:





Me quedan exactamente unas semana exacta en el momento que escribo esta entrada. Tras el lunes casi puedo decir que mi trabajo aquí ha acabado por este año, pero todavía quedan algunas cosas interesantes, porque el miercoles tengo la fiesta de despedida, a la que llevaré la cámara, y el viernes posiblemente una fiesta que organizan los estudiantes de máster, ¡al fin conoceré gente de mi edad!!!!, aunque todavía no se si se pasará para el sábado, día que ya no me viene bien porque el sábado por la mañana ya me iré a un hotel de Nagoya, próximo al aeropuerto porque el avión sale temprano y me hac efalta el tiempo. De todas maneras me queda por cumplir una promesa, y no, no es lo que pensáis. eso ya lo tengo que dejar para el año que viene, pero he prometido ir a una peluquería fashion que tengo localizado al lado de la estación principal de Nagoya. Seréis testigos de los resultados.
Dicho esto, adios, salud y República.

2 comentarios:

alberto dijo...

Buenoooooooooo... si es por trabajo...
Por lo menos tienes un buen recuerdo del país y habrás conocido muchas cosas, seguro. Ya te queda poquito, también nos habrás echado un poco de menos jejejeje.

Avisa cuando estés aquí.

silvia dijo...

parece que el objetivo fundamental "buscar novia japonesa" no se ha conseguido, pero te queda gente a la que ir a visitar y ya volveras a tierras niponas.

besos y aqui te esperamos