lunes, 14 de abril de 2008

Lo que se pudo hacer este sábado pasado

Pues el sábado pasado lo empecé haciendo el pasota, ya que esta las 11 no me levanté de la cama; haberme acostado a la 1 de la noche por hacer el tonto básicamente me pasó factura. De todas maneras, con algo de sueño todavía, me levanté, duche y corrí para coger el autobus que salía a las 12, llegando a tiempo por muy poco. El plan era ir hasta el puerto de Nagoya (Nagoyako), y visitar el acuario. Tras el autobús me monté en el tren, camino a Tsurumai donde tomaría el metro, aunque antes hice una parada en un especie de cafetería, dentro de la misma estación, donde comí unos sandwiches y un zumo de naranja (creo que me costó algo menos de 700 yenes). Nada más acabar ya me metí en el metro, porque era ya casi la 13:30, y según tenía entendido el acuario cerraba para las 16:00, y todavía tenía que hacer medio camino (había todavía más de 10 paradas de metro con un trasbordos por medio).

Era la primera vez que entraba en un acuario de los de verdad, no como ese medio estanque con peces que hay en el zoo de Madrid, este era realmente grande. Había muchos tipos de animales acuáticos, distribuidos según su zona de procedencia. El acuario no es un único edificio, esta compuesto por varios bloques y cada uno con varios pisos; tardé casi dos horas en verlo entero y sin detenerme demasiado. Es dificil de hacer una buena descripción, pero diré que la visita mereció la pena, no solo por el buen estado de conservación de las instalaciones, si no también por la riqueza de los diferentes ambientes representados en los acuarios; toda comparación con el zoo de Nagoya es pura ficción, en todos los sentidos. A continuación enseñaré algunas fotos, hice muchas, pero solo salieron bien aquellas donde había un mínimo de luz ambiental.
Antes de nada, ya que he dado mi pinión sobre los zoos, también la daré respecto a los acuarios. En este caso es difícil de decir, ya que el acondicionamiento de este acuario es muy bueno, los animales están muy bien cuidados y los entorno trabajados con mucho cuidado. De todas maneras, mantengo mi opinión de que, por mucho que se intenten imitar los entornos natural seguirán siendo eso, imitaciones; aunque como también he dicho, hay manera y maneras de hacer las cosas, y dentro de lo malo, he de admitir la calidad de este acuario.

Fotillos varias:
Vista panorámica del acuario y alrededores




Delfines:





Pececillos y crustaceos varios

















Luego ya era tarde, y como tenía entrenamiento a las 20:00 ya me volví. Con esto el sábado se acabó. Mañana os cuento que pasó el domingo.
Antes de acabar, hacer mención especial a que ayer fue el día de la República. No sé si en mi casa acabaron por poner la tricolor como les dije, pero bueno, por lo menos en Japón sonó el Himno de Riego.
Dicho esto, adios, salud y República

4 comentarios:

silvia dijo...

yo esta vez me he dejado mi chapa tricolor en la villa (y corte para mas coña) y a decir verdad se me había pasado.

respecto los acuarios... no se que decirte, tengo la sospecha de que les vemos con mejores ojos porque nos son mas distantes los animales que viven en ellos, que pueden estar cudados no lo niego, pero seguro que si vieses el zoo mejor cuidado tambien lo criticarias, pero al fin y al cabo no sabes a temperatura esta el agua de dentro o si la concentración de sales es buena... u no sabemos interpretar la cara de los peces, yo al menos no.

molti baci desde el adriatico

alberto dijo...

Mal Jacobo, mal.Has ido a un acuario (me parece bien) SOLO (me parece mal), te daré la paliza hasta que regreses, y cuando hayas regresado te la seguiré dando.
Te podrían acompañar...por amabilidad...o lo que sea.

laparca dijo...

Estoy con Alberto, ¿Qué es eso de ir solo por ahí? Ni a mear tienes que ir sólo, vete tú a saber qué puedes encontrarte por ahí... :P

Sobre lo de los animales. Pues es igual que el zoológico, lo que pasa es que hay peces que no son migratorios y esos no cuesta tenerlos encerrados, pero los demás... maaaaalo.

MIGUEL dijo...

Joder, despues de una casi una hora leyendo...(es que llevaba un mesecito sin estar al día) pues la primera impresión que me llevo es:

- ¿Por qué coño no le tiras ya los trastos a alguna? La del baloncesto que te lleva a casa, las secretarias esas que chismorrean sobre tu GRAN parecido con el kinki ese,....

Vamos que "así se las ponían a Felipe II".

Por lo demas, deja la consola y dedícate mas a las relaciones sociales (con MUJERES a poder ser).

PD: vete cuidando la rodilla que el año que viene me meto en vuestro equipo. Alberto me ha ofrecido unas claúsulas que no puedo rechazar (entre ellas está servicio express de duchas despues del partido...)