domingo, 27 de abril de 2008

Dominando Shibuya

Ocho de la mañana, salto de la cama y me doy prisa porque todavía desayunaré antes de subir al tren camino de Shibua que está en la otra punta de la linea verde, a unos 25-30 minutos. Me como un sandwich, un bollo y un zumo de naranja en un restarante de temática francesa (los parteles están de muerte), por unos 650 yenes (poco más de 4 euros), saco el billete para Shibuya (160 yenes/menos de 1 euro).
Ya estoy, la estación de Shibuya; mogollón de gente para ser todavía poco más de las diez. Como siempre salgo por donde no debo y tengo que rodear la estación por fuera, en fin, ya es tradición; mi idea y el plan que había trazado era salir justo por donde está la estatuo de Hachiko (la estatua de un perro; no cuento la batalla pero diré que es un sitio de quedada común entre los japos). Seguidamente, me pierdo voluntariamente entre las calles de Shibuya, más o menos hasta las 11:30 donde por fin, encuentro una tienda del rollo que a mi me gusta, moda fashion japa al 100% (más tarde fotos con la pesca). Tras pasarme casi 1 hora y media en la teinda, poniéndome y rebuscando ropa, logré encontrar varias prendas en las que yo cupiede, maldiciendo a los japos por no hacer tallas XL (en el tema de los pantalones, tuve que desistir, tras unos 5 intentos, no me valió ninguno y eso que hoy por hoy esto especialmente delgado; he llegado a la conclusión de que los japos no tienen culo, no cabe otra explicación). Después me fui a comer a una especie de italiano donde por 850 euros me zampé unos espaguetis a la marinera que quitaba el sentido con un zumito de naranja.

Eran las 14:00 horas, por lo que me fui al siguiente punto del plan, todavía en las inmediaciones de Shibuya; el museo de la NHK, que es uno de los canales de tv japonesa. El sitio estuvo bien, incluso pude ver como hacían programas en directo porque durante el tour se pasa sobre platos, que están emitiendo en directo.

Al salir del museo me metí en el parque que hay en la zona, y paseando por allí me fijé que había grupos de músicos aficionados tocando; un montón, casi pegados, un verdadero jaleo. Seguí andando, y me di de bruces con otra cosa curiosa, una feria de ropa para perros, tremendo, nunca vi tanto perro junto. Después de aquello pensé que poco me quedaba por ver allí, pero me equivoqué, ya que al poco me vi e medio de otra feria, por llamarlo así, porque en realidad era un mogollón de gente que vendía, cada uno a su rollo, ropa usada. Existen fotos de todo, excepto de los perros, por si me atacaba la manada.

Tras eso me volví, entré en algunas centros comerciales más, entre ellos uno que se llama 109, especialmente curioso ya que solo tiene ropa para chicas, y yo no me enteré hasta que salí después de recorrermelo entero estrañado de no haber visto nada para mí. Tuvo su parte buena, nunca vi tanta chavala junta, casi daba miedo.

El centro comercial 109 está al lado de la estación de Shibuya, por lo que ya me metí en el tren porque eran sobre las 16:00 y todavía quedaba por visitar Shinyuku. Me despedí de Shibuya, más bien fue un hasta pronto, porque es un sitio que merece la pena volver a visitar aunque solo sea para dar una vuelta siempre que puedas aguantar las aglomeraciones, porque cuando yo me fui ya casi no se podía andar, por casi ningún lado, y el sitio no es ni mucho menos pequeño, es como 50 veces Sol y la Gran vía juntos.

De Shinyuku decir que es la parte de los rascacielos, por lo que solo decir que es espectacular; las fotos dirán el resto, sobre todo cuando me subí a la cima del más alto, el Metropolitan de Tokyo.

Dicho esto, adios, salud y República.

Fotos de Shibuya:




Hachiko

Museo NHK



Programa en directo

Músicos aficionados frente al estudio de NHK



Rascacielos de Shinyuku:






Desde la cima de este edificio he hecho las proximas fotos





El bicho era alto y más cuando miras para abajo



Bueno, esta es la nueva entrega de Hakobu Wentsu. Atentos al cinturon que me marco. En la segunda parece que estoy mirando la ascensión de la Virgen. No salgo a derechas en ninguna, siempre mirando a poninte, con razón evito salir en las otras fotos (a ver si me afeito y me peino de una santa vez)

3 comentarios:

alberto dijo...

JEJJEJEJEEJEJ, vaya pintas que llevas Jacobo, jejejejejeje. Parecía que te habían detenido por escándalo público y te habían puesto para la foto...
Me gustan tus rodeos, los tienes que patentar.

laparca dijo...

En todas la fotos faltas algo... ¿dónde está la compañía femenina?

alberto dijo...

Muy bien laparca, estoy contigo, ehhh Jacobo... ¿Dónde?