martes, 11 de marzo de 2008

En mitad del monte

Hola, me temo que vivir en mitad del monte va a ser lo que toca hata que me vuelva; os cuento.
Frente a mi despacho tiene la oficina Michael, un chico australiano que lleva 3 años en Japón, majo pero que va a su rollo. Le pregunté si existía por aquí cerca algún lugar decente donde vivir, para poder escapar de esta vida de hermitaño que llevo, pero él me comentó que, en prinicpio no sabía mucho del tema, había conseguido un apartamento nada más llegar a raiz de que su novia australiana es profe de inglés y ya se lo habían buscado. Me remitió a la secretaria, la misma que me da clases de japó, y me respondió que se informaría, que al día siguiente, durantre la clase del martes ya me diría algo.
Antes de la clase del martes no me dio buenas noticias, para pedir un piso necesitaba no solo la tarjeta de residencia, si no también el aval de una segunda persona y pagar popr adelantado 3 meses, un marrón ya que la broma se me iba a casi 200.000 yenes, bastante en comparación con los 26000 yenes que pago al mes ahora. Tras eso poco quedó por decir, la habitación que tendría estaría en Tajimi, lo que me obligaría también a tomar todos los días el autobus, aunque es lo de menos, lo alo es que sería un apartamento aislado, porque resulta que no hay una residencia para estudiantes ni nada, los estudiantes de doctorado, como los colegas chinos, se han tenido que buscar la vida, y no solo eso, resulta que no pueden ir al Helicon Club, mi residencia actual, porque los alumnos tienes vetado el acceso, una de las cosas que explica porqué el garito está desierto. Eso es una terrible putada, porque de hacer pandilla la haría con esta gente,pero claro, si cada uno está en casa de dios, va a ser un poco dificil confraternizar, aunque algo intentaré.
Dejando este tema, resulta que este jueves mi jefe de aquí me ha dicho que estoy invitado a una fiestuqui, a ver que le llaman ellos fiesta; en principio sé que de entrada iremos a un rstaurante, luego...; mejor no pensarlo, vete tu a saber. (¿Meido Kisa?, no creo, jeje)
Bueno gente, ya contaré que sucede. Chaus.

2 comentarios:

laparca dijo...

Vas a terminan como Tom Hanks en naufrago, con el muñeco pintado para poder hablar con él :P

A ver qué tal la fiesta, espero que lo pases bien :) Ya nos contarás

silvia dijo...

¿Me lo explicas? ¿Acaso tu no eres estudiante? ¿como te permiten entrar en una residencia donde no se admiten estudiantes?

Supongo que tus lectores estan enterados, ¿a cuanto esta el yen?

Disfruta la japofiesta :) aqui lo primero que me dijeron mis compañeras de piso (con las que hablo) es que Trieste es aburridisima, por desgracia eso ya lo sabia...

Molti baci